Compartir Pagina

Desde el siglo XVIII, ha habido un gran debate entre la doctrina francesa y la norteamericana sobre quien debe  predominar, el  Poder Legislativo o el Poder Judicial en el control constitucional.  Para los franceses, impulsores de la teoría de la soberanía popular, que reside en el pueblo, es sin lugar a dudas  el Poder Legislativo, quien representa al pueblo, cuando menos en teoría, debe ser predominante y no puede ser anulada una Ley por el Poder Judicial. Para los norteamericanos, creadores del estado federal y la teoría de los contrapesos entre los poderes (check and balance), a partir de la tesis de Montesquieu, curiosamente frances,  de que, el ¨poder debe limitar al poder¨ , es decir que un poder pueda anular los errores y actos de otro poder, es la teoría que consiste en  que el poder judicial,  que cuando se le da el papel de revisión de la constitucionalidad de leyes y actos,  como es el caso mexicano, puedan declarar nula una ley, por violar la Constitución. Así que es perfectamente normal en México que un tribunal ordene deja de aplicar disposiciones jurídicas, por violatorias de derechos. Es ignorancia afirmar que solo el poder legislativo puede modificar leyes. En México las leyes dicen, lo que los tribunales digan.

¿Porque este rollo académico?. Porque se ha venido una avalancha de descalificaciones en contra de los magistrados electorales de Baja California, quienes en una sentencia reciente, determinaron que el periodo de duración de la próxima gubernatura debía ser de 5 años y no de 2, como estableció una reforma tramposa del 2014 impulsada por el PAN y el PRI. Se había buscado cambiar esta norma, con el argumento de que es necesario que el próximo gobierno de Baja California, quien sin dudas será MORENA, pues la encuestas arroja un 52% contra un 13 0 15%. El argumento es valido, se busca que el estado se privilegie de la relación política con AMLO , para que pueda obtener mayor apoyo e inversión, lo que pasaría si coinciden en el mismo tiempo el Presidente y el Gobernador de un mismo partido.  De mantenerse como está, de solo dos años,  debería haber otra elección de gobernador en 2021, con lo cual se duplicaría el gasto electoral considerablemente.

Se busco hacer esta reforma, pero siempre se topo con el voto en contra  de Marko Cortes, presidente nacional del PAN, quién amenazo a los diputados panistas que simpatizan con el cambio, que si votaban a favor, no solo los expulsaba del PAN. sino que los harían pedazos en los medios de comunicación. El argumento es realmente irracional y violatorio de la independencia de los legisladores. Con balandronadas afirmo: Seguro que en esta, ( la elección de 2019) no podremos con MORENA, afirmo como  vidente,  Marko Cortes y aceptando anticipadamente su derrota, pero en dos años, si se mantiene de dos años, con los errores de que seguro cometerá AMLO y el quede  de Gobernador de MORENA, pues en dos años  no podrán resolver  los problemas de los bajacalifornianos,  entonces  el PAN ganara nuevamente este estado en 2021, concluyo tajante el nuevo mesías michoacano. De veras amigos, es de risa, que alguien pueda ser tan torpe, soberbio  y apueste contra el bienestar de los bajacalifornianos. Olvídate  Marko,  BC no volverá a ser panista ni priista por lo menos en los próximo 30 años. Ya tuvieron su oportunidad y la hicieron muy mal. Dejan un estado colapsado, por deudas por doquier, con Tijuana como la ciudad mas violenta del mundo y un secretario de seguridad de seguridad publica recién renunciado por supuesta protección del crimen organizado. A partir de esta definición  del PAN nacional, los organismos empresariales vinculados a este partido,  más claramente a Eugenio Elorduy, exgobernador del estado, quien quiere que uno de sus cachorros sea candidato a gobernador dentro de dos años, han aparecido  criticando a los magistrados de la sentencia y a los diputados que quieren ampliar el periodo por la vía legislativa. Nada les gusta , sus argumentos son incultos,  demuestran una gran ignorancia Jurídica, histórica y Constitucional. Se la pasan agrediendo y amenazando a todos los que piensan diferente a ellos. Se creen poseedores de la verdad. ¿ yo me pregunto es su naturaleza como organismos cúpula de los empresarios, enfrentarse a los partidos políticos o a MORENA, por un tema que ni daño les causa?,  porque ¿que mal le puede causar a alguien si el periodo es de 2  o de 5?.  ¿A no ser que defiendan los intereses del PAN , de Marko Cortes y Eugenio Elorduy?  Le apuestan a que le vaya mal a AMLO y al estado, para que triunfe su partido, si, de verdad, quieren  que le vaya mal al estado, al país, al Presidente, para el PAN vuelva al poder en B.C. La cámaras no deben hacer política partidista, se crearon para representar los intereses de los empresarios frente al gobierno. No para defender los intereses de un partido, el PAN. Si quieren participar en política partidista, adelante, bienvenido el debate de las ideas, pero no lo hagan desde una posición de privilegio, como es la empresarial. Soliciten a los organismos electorales su registro como asociación política o como partido político y éntrenle de lleno. Seria saludable para el estado lo hicieran . Yo por mi parte creo que sus argumentos jurídicos, tanto los que se refieren a la sentencia emitida por el tribunal electoral de B.C. o a la posible reformas que impulsan diputados de varios partidos a la Constitución para establecer 5 años de gobierno al próximo gobierno estatal, si es legal y legitima. Sus argumentos  están equivocados y desconocen la teoría constitucional y el derecho publico. Si le entran a un debate publico, yo me apunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *