Compartir Pagina

Ahora que estamos en el momento de futbol, aprovecho la moda para compartirles mis pronósticos sobre los resultados de la contienda electoral que culmina el próximo 1 de julio en la que elegiremos a quien será el presidente de la República. Hay una guerra de encuestas. Algunas irresponsablemente ubican al candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade en segundo lugar, pero no tienen base para hacer tal aseveración. Meade, si se hubiera decidido por ser el abanderado del Partido Acción Nacional (PAN), hubiera sido más competitivo y la pelea sería más intensa aún, y como he afirmado, esta elección es más que eso, es un movimiento de rebeldía y hartazgo en contra de una pandilla de corruptos que se hicieron de la Presidencia de México y desde ahí se enriquecen a costa del dolor y sufrimiento de los mexicanos.

A Meade la marca PRI lo hunde y no le permite avanzar. Independientemente, su cuarto de guerra está lleno de políticos y tecnócratas sin experiencia. Personajes siniestros que nunca han ganado una campaña y que han estado medrando y siempre serviles al presidente actual. Por eso no han entendido el momento y han generado que Meade se pierda en el escenario electoral como un bravucón más, perdiendo su esencia y lo que podía haber ofrecido en esta contienda: conocimiento, experiencia y honestidad; no requería atacar, bueno pero ese es problema de él y sus consejeros.

 

El aspirante del PAN, Ricardo Anaya, hubo un momento, hace muchos años, en que me impacto, sostuve que era una gran promesa del panismo; me equivoque rotundamente. Es sólo un tipo hábil con las palabras, un profesional de la demagogia, mentiroso e ignorante, basa su simpatía en su gran capacidad discursiva, en su elocuencia, es articulado y locuaz, pero hasta ahí. No sé si sea corrupto o no, eso lo tendrá que demostrar la justicia federal y dejar de actuar partidistamente. La Procuraduría General de la República (PGR) se ha prestado para este juego sucio y ha sido ineficaz para demostrar la presunta culpabilidad de Anaya, pero al margen de eso, todas sus propuestas son un discurso apasionado, pero vacío.

 

Por otro lado, el postulante del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) Andrés Manuel López Obrador ha sintonizado con los sentimientos de las grandes mayorías. Refleja el rechazo a la corrupción y la posibilidad de un cambio verdadero. Sus contrincantes han intentado que parezca un personaje desequilibrado, pero no han hecho mella en las mayorías, estos ataques. Sigue creciendo y estoy seguro de que ganará la elección. Recientemente, un actuario, el titular de la empresa Demotecnia, Rodrigo Galván de las Heras (firma que fundó su madre, María de las Heras de Polanco) publicó una encuesta. Para mí las encuestas de Demotecnia siempre han sido las más certeras. Recuérdese que fue la única que señaló el probable triunfo del ex presidente Vicente Fox por 6 puntos y así quedó el resultado. Son muchos los ejemplos que podría poner de su eficiencia y su profesionalismo. Por eso María dejó al Diario Milenio, recuérdese que ella era la que presentaba las encuestas con regularidad; pero, porque no se prestó a “cucharearlas”, es decir modificar los resultados para favorecer las políticas de sus clientes, renunció tal encargo. La reciente encuesta nacional señala que Andrés Manuel alcanzará 26 millones 278m mil, 375 votos. Anaya: 13 millones 250,132 votos y Meade, 9 millones 943, 599 votos, Quiero aclarar que esta empresa es la única de las encuestadora que no sólo proyecta porcentajes, sino también número de votos. La encuesta señala que a AMLO lo conoce un 94% de los mexicanos, a Anaya el 80% (bien para él, si no estaría más abajo) y a Meade el 71%. En todos los aspectos, AMLO es el que mejor sale en todo, es el que tiene más positivos que negativos, 58% contra 28% ; Anaya 42% positivos contra 47 negativos. Meade 38% contra 47% negativos, el más alto de los tres. La gente percibe que la mejor campaña es la del “Peje”. La mayoría de los que dicen que votarán por AMLO son hombres, un 47% , mientras que del total de votantes, el 29% es de mujeres. López Obrador, señala la encuesta, tiene preferencia en el 56% de los estudiantes y en el 50% de empleados de la Iniciativa privada, con lo que muestra lo infructuosos que fueron los ataques de los empresarios. Gana en todos los rangos de edad. Tiene el 41% de los votantes en un rango de edad de 18 a 34 años. El 30% de los votantes de 35 a 49 años y el 35% de quienes tienen 50 o más. Esta encuesta muy bien realizada, no me deja dudas de quién ganará. Algo que la hace más veraz, es que es la empresa que trabaja más con el PRI. Sólo discrepo con mi amigo Rodrigo, en un punto, porque yo pienso que AMLO obtendrá 30 millones de votos.Si alguien quiere consultar la encuesta completa, vean demotecnia.com.mex/encuestanacional.

 

Publicado el día Domingo 24 de Junio de 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *