Compartir Pagina

Cuando Winston Churchill, en Mayo de 1940, asumió el gobierno de la Gran Bretaña, era uno de los momentos más difíciles y complicados de la historia de Inglaterra. Los alemanes habían conquistado prácticamente toda Europa occidental, Francia aún peleaba, pero en cualquier momento se rendiría al poderío nazi. La invasión a Inglaterra y su posible destrucción, parecía eminente. Estados Unidos, el gran gigante de la época, con su poderío económico y militar, no se decidía a entrar a la guerra, al contrario,  la mayoría norteamericana se pronunciaba por la neutralidad, lo que era natural, nadie quiere ver morir a miles de sus hijos, en una guerra que consideraban extranjera. Eran momentos muy duros para los ingleses, el ejército que habían enviado a Europa a apoyar a los aliados europeos , estaba casi vencido. Mas de 300 mil soldados serían muertos o hechos prisioneros. La elite del ejército inglés parecía estaba a punto de sucumbir. Se requerían medidas extraordinarias para resolver esta situación y estas fueron tomadas por Churchill. Para empezar le hablo claro a sus compatriotas,

explicándoles la gravedad del momento. En estos momentos, les dijo Churchill, solo puedo ofrecerles “ sangre , sudor y lágrimas. Así de peligroso era el momento. Cualquier medida que tomara para salvar a su patria implicaría muertes, dolor y sacrificios. No habría de otra manera, él no había sido culpable de esa situación, así se la habían heredado los gobiernos anteriores. Lo que sigues es muy conocido, se tuvo que sacrificar a una división de soldados ingleses, quienes recibieron la orden de no rendirse, de sacrificarse hasta el último hombre, para salvar a los 300 mil, así sucedió. La mayoría fue muerto o tomado prisionero. Muchos seguro murieron en los campos de concentración. Hubo necesidad también de bombardear a la armada francesa, destruirla, para que no cayera en manos alemán fortaleciera a la armada nazi. Así, a pesar de ser aliados, se destruyó y apresaron los barcos, mas de 3000 mil marinos franceses murieron, fue una decisión difícil, que nunca perdonó Francia, pero se evitó un desastre mayor. Así, con sacrificios de todo tipo, los británicos iniciaron su camino a la victoria. 5 años más habrían de pasar para lograrlo. Por qué les cuento esto, primero porque a mí me encanta la historia de Winston Churchill y segundo, porque hay un paralelismo entre ese momento histórico y lo que está pasando en México.

Los gobiernos anteriores dejaron un país ahogado por la corrupción en todos los niveles y órdenes de gobierno. Corrupción que dejaron se profundizó los últimos 18 años. No podremos abatirla, sino se toman medidas extremas. Casi nadie del sexenio pasado se escapa de ser corrupto. Impulsaron, estimularon, propiciaron la corrupción e incorporaron a ella a miles de persona.  Desde hace mucho señale, que intencionalmente estaban acabando con PEMEX, para venderlo luego como fierro viejo, pero con grandes ganancias para muchos.El robó de gasolina o guachicoleo es tan solo una pequeña muestra de lo que falta por descubrir. Hay que averiguar las comisiones y sobreprecios en las compras de ductos, compra y renta de barcos almacenadores, estaciones marítimas , concesiones de pipas para el traslado de gasolina y mantenimiento de plataformas, por solo mencionar los obvios. Claro las comisiones en la venta de los barriles de petróleo. Hay que investigar a todos, todos los involucrados deben comparecer y a los culpables, además de la pena de prisión, decomisarles los bienes. No debe haber perdón. Es una traición a la patria, pues al debilitar a PEMEX, pusieron en peligro la soberanía nacional, pues le quitaron a México, su única arma en otra del imperialismo norteamericano. Ser dueños exclusivos de nuestro petróleo nos hacia más libres frente al mundo y sobre todo contra USA. Ahora dependemos de ellos para la refinación del petróleo y hasta la distribución y venta de gasolina al menudeo. Por ello, las medidas que se tomen afectarán a muchos, como dijo Churchill, nos espera años de sangre, sudor y lágrimas. O ustedes creen? Que el cáncer se cura con aspirinas. dicen los enfermos de cáncer, que cuando les aplicaban las medidas  contra el cáncer, que era más doloroso la medicina que la enfermedad misma y que se sentían morir , a causa de los efectos de la medicina salvadora, casi prefería mejor morir que volver a recibirla. Así es también en la política, habrá medidas que nos incomoden, nos molesten y hasta nos hagan enojar, pero debemos ser solidarios y entender que se está haciendo lo mejores posible para salvar al país. Qué hay errores y falta de experiencia, si, tal ves, pero recuerden que es un nuevo equipo, que muchos no han tenido experiencia de gobierno. Si,  se pueden equivocar, pero de buena fe.

¿ O quieren que PEMEX esté en mano de Emilio Gamboa, o de Manlio Fabio o alguien así?. Esos si tienen experiencia, se equivocan poco, sobre todo en hacer dinero para ellos. Son expertos en todo, fundamentalmente en la corrupción. Amigos , hay que ser pacientes y comprensivos. Cuando se expropió el petróleo en 1938, se tuvo que improvisar a todos los directivos y empleados claves, no había experiencia y el país aguanto, porque vieron la importancia de la expropiación. Se tuvo que aprender sobre la marcha. Lo mismo pasa ahora, grandes males, requieren medidas extremas. A la gente de buena fe, sea o no de MORENA, yo no lo soy, pero creo en las medidas que se están tomando, les pido comprensión y paciencia. En mediano plazo las medidas que se están tomando funcionarán y seremos otro México, pero no hay vara mágica, ni acciones correctivas que no duelan. A los mexicanos de buena fe les pido comprensión para las medidas presidenciales. El parto de una nueva nación no puede ser sin dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *